El Gatito

Acariciar un ukelele

gatito

 

Os presentamos uno de nuestros recursos para momentos tranquilos en sesión: «El Gatito».
 
Se acompaña la melodía con un instrumento de cuerda (guitarra, ukelele o similar). Antes de empezar, comentamos con los niños lo delicados que son los gatitos y cómo les acariciamos. De esta forma, llevaremos este gesto suave a nuestro instrumento.
 
«Para arriba, está del revés»: tocamos mano arriba.
«Para abajo, ya está de pie»: tocamos mano abajo.
 
Una vez interpretada la canción por el adulto, ponemos el acorde con la mano izquierda e invitamos niño por niño a que toquen las cuerdas arriba o abajo.
 
También se puede utilizar con niños más mayores que se estén iniciando en el aprendizaje de guitarra o ukelele, siendo ellos, además, quienes pongan pongan los acordes.
 
Lo utilizamos con diversos objetivos:
 
– Potenciación de autorregulación emocional y física.
– Mejora de la motricidad fina.
– Trabajo cognitivo: «arriba- abajo».
– Fomento del juego simbólico.
– Aumento de la capacidad de atención conjunta.
– Introducción a la práctica instrumental.
 
 
Letra:
 
El gatito es muy bonito
 
el gatito quiere un mimito
 
para arriba, está del revés
 
para abajo, ya está de pie
 
El gatito ya está dormido
 
el gatito hace un ruidito
 
suavecito, ponte a escuchar
 
muy suavito, ronronear

Port Relacionados