Improvisar para captar la atención

Otra forma de empezar una sesión

improvisación

A veces, cuando las rutinas ya están muy asumidas, podemos saltarnos la canción de bienvenida para preparar el ambiente de otra forma.

En días como éste, en el que los niños estaban un poco más inquietos de lo habitual, puede surgir dar este toque de humor con sonidos y movimientos que llaman su atención.

Además, escenas como éstas ayudan a crear un entorno de confianza en el que comunicarnos de diversas formas, haciendo la expresión mucho más completa.

Port Relacionados