De trapo y de metal

Relajación y conciencia corporal

trapo metal

Los niños también necesitan relajarse. La infancia está caracterizada por un gran nivel de energía y emoción por descubrir. La incomprensión de cómo funciona el mundo puede ser estresante y en ciertas ocasiones puede llegar a ser frustrante.
Poco a poco deben aprender a ser capaces de gestionar sus sensaciones y los adultos podemos facilitarles herramientas para ello. Dentro de esta gestión entraría la capacidad de relajarse y para ello lo primero es aprender a observar cómo estamos.

Un juego que se nos ocurre es “De trapo y de metal”, en el que jugamos a ser un muñeco de trapo: blandito, relajado, ligero y con movimientos fluidos; y después nos convertimos en el hombre de metal: con rigidez, tensión y movimientos pesados y mecánicos. Lo trabajamos con la canción:

🎶Soy el hombre de trapo
flexible y juguetón
relleno de serrín
por eso me muevo así

Metálico es mi amigo
no puede hacer el pino
pesado y fortachón
y con un gran corazón🎶

Con esta canción ayudamos a los niños a tener mayor conciencia corporal y emocional, ya que exploran las distintas sensaciones de estar en tensión y relajación.

Port Relacionados